Álvaro Salas aclara situación de calle de su hija Paola: “Ojalá veas este video y recapacites”

 Álvaro Salas aclara situación de calle de su hija Paola: “Ojalá veas este video y recapacites”

El comediante abordó por primera vez los rumores que sugerían que Paola Salas estaba solicitando dinero fuera de una panadería en Viña del Mar.

«Ella no recibe ayuda, no quiere saber nada de su gente cercana», fue parte de lo que compartió a través de un comunicado en video.

El reconocido comediante Álvaro Salas ha confirmado los rumores de que su hija, Paola Salas, estaría viviendo en situación de calle en Viña del Mar.

Según la periodista de espectáculos Cecilia Gutiérrez, Paola se encontraría vagando por la Región de Valparaíso y, para subsistir, suele pedir dinero en las afueras de una panadería.

“Muchas familias han pasado por este problema, han sufrido cuando uno de sus integrantes cae en el flagelo de la droga o el alcohol, en este caso de la droga, pero cuando uno es conocido ahí se transforma en noticia”, expresó Salas.

El comediante respondió a los cuestionamientos en base al supuesto abandono de su hija: “Déjenme contarles que Paola ya no es una niña, tiene 38 años. No es la hija de mi matrimonio, ella nació mucho antes de que yo conociera a mi señora, ella jamás ha estado abandonada, ni por su mamá que vive en Viña del Mar ni por mí“, aseguró.

Para ayudar a su hija, Salas afirmó que le pagó dos tratamientos para superar su adicción a las drogas, pero Paola nunca los terminó.

Respecto a la situación actual de la mujer, Salas explicó que ella se negó a aceptar ayuda: “Ella no recibe ayuda, no quiere saber nada de su gente cercana. Ella ha tenido tres hijos, dos niñas que viven al cuidado de su padre y un niñito al que lo cuida su mamá en Viña (del Mar). Ella los abandonó, la droga la encegueció”.

Finalmente, el presentador de televisión le ofreció nuevamente ayuda a su hija y espera tener mejores noticias en un próximo video. “Paola, ojalá veas este video y recapacites“, concluyó.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido