Cibercriminales y deporte: Los casos más relevantes que apuntaron a la industria deportiva

 Cibercriminales y deporte: Los casos más relevantes que apuntaron a la industria deportiva

NBA, Ferrari, Juegos Olímpicos, entre otros. ESET analiza casos recientes y relevantes sobre filtraciones de datos, estafas, suplantación de identidad y fraudes que muestran cómo los cibercriminales sacan partido de la industria deportiva.

Existen estimaciones que indican que la industria del deporte representa entre el 1 y 2% del PBI mundial y que sus ingresos por publicidad para 2030 superarían los 100.000 millones de dólares.

Lo que para los ojos de la mayoría es un juego en el que se involucra la pasión y el sentimiento, para los cibercriminales es un campo fértil del cual sacar partido ya que constantemente buscan aprovechar la masividad del deporte para obtener tajada de los miles de millones que se mueven a su alrededor. ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza casos recientes y relevantes que muestran cómo los cibercriminales también sacan partido de la industria deportiva.

ESET repasa los casos recientes en los que los cibercriminales apuntaron al deporte para encontrar nuevas víctimas desprevenidas o desprotegidas:

1- La NBA (National Basketball Asociation) advirtió, en marzo de 2023, sobre la violación de datos en uno de sus proveedores de servicios de correo externo. El resultado del incidente fue el robo de nombres y direcciones de correo electrónico. En el comunicado titulado «Aviso de incidente de ciberseguridad», sugirió a los destinatarios que la información robada podría ser utilizada en ataques de phishing e ingeniería social, por lo que aconsejó que permanezcan alertas ante cualquier correo que pareciera provenir de la NBA o entidades asociadas.

A su vez, remarcó que sus sistemas no fueron vulnerados, y que los nombres de usuarios y contraseñas de sus usuarios tampoco se vieron comprometidos. De todas maneras, la NBA activó sus protocolos de respuesta a incidentes, y encabezó una investigación para analizar en profundidad el incidente.

2- La filtración de datos que sufrió el equipo francés ASVEL, en manos de la banda de ransomware NoEscape. El club, comandado por la estrella ya retirada Tony Parker, reconoció haber sido víctima de un ataque en octubre de 2023. «LDLC ASVEL lamentablemente puede confirmar hoy que efectivamente ha sido víctima de una violación de su sistema informático, con exfiltración de datos», afirma el comunicado emitido por la institución. La filtración se compone de 32 GB de datos, que incluye información de los jugadores (como pasaportes y documentos de identidad), contratos, acuerdos de confidencialidad y diversa documentación legal.

3- Durante abril del 2021, los Houston Rockets fueron víctimas del ransomware Babuk Locker. Según los propios atacantes, fue una filtración de más de 500 GB de información confidencial, entre los que se destacan contratos de sus jugadores, y datos de clientes y financieros. Si bien, según ESET, el ransomware Babuk no es uno de los más complejos, aún sigue siendo lo suficientemente peligroso y fue responsable de ataques a empresas de sectores como la salud y empresas de logística.

4- Mundial de fútbol: En la previa a la última edición, en Brasil se registró una campaña en WhatsApp vinculadas a los álbumes de figuritas, cuyo objetivo era una estafa para lograr que la víctima descargue una app de dudosa reputación para escanear códigos QR. Además, fueron muy comunes los correos de phishing haciendo creer a las personas que ganaron un sorteo o entradas; los sitios falsos utilizados para robar datos personales, credenciales, datos financieros, u otra información sensible; y las estafas vinculadas a la venta de entradas en las que los cibercriminales se contactaban por correo electrónico haciéndose pasar por FIFA ofreciendo tickets.

5- La Real Sociedad se vio sacudida el 18 de octubre de 2023, cuando el club de fútbol de San Sebastián confirmó haber sido víctima de un ciberataque mediante un escueto comunicado. Este incidente afectó servidores que almacenan datos sensibles como nombres, apellidos, direcciones postales, casillas de correo electrónico, números de teléfono y hasta cuentas bancarias de sus abonados y accionistas. Ante esto, el club de inmediato sugirió a los afectados y afectadas que revisen sus cuentas, por si se produjeron movimientos extraños, además de poner una casilla de mail a fin de que las personas afectadas o con consultas puedan solicitar información adicional.

6- Más de 1 millón de datos confidenciales de empleados y miembros de la organización fue el botín del ataque cibernético sufrido por la Real Asociación Holandesa de Fútbol (KNVB), sobre el cual se tuvo noticias en abril de 2023. Lo cierto es que la institución que nuclea las principales ligas profesionales del país, confirmó que detrás de este incidente se encontraba la reconocida banda de ransomware LockBit, que adicionalmente se atribuyó el mérito del ataque. Entre los potenciales afectados se incluyen padres o tutores de jugadores menores transferidos entre 2014 y 2019, jugadores traspasado entre 2015 y 2021 en el ámbito internacional, jugadores que se hayan desempeñado profesionalmente entre 2016 y 2018, quienes hayan enviado declaraciones a la KNVB entre 2010 a 2022, las personas que hayan entrado en contacto con el Centro Médico Deportivo KNVB y también quienes hayan estado involucrados en asuntos disciplinarios de 1999 a 2020.

7- Cibercriminales pudieron acceder a los sistemas de la escudería Ferrari y llevar a cabo una filtración de datos, durante marzo de 2023. «Lamentamos informar de un incidente cibernético en el que un actor amenazador pudo acceder a un número limitado de sistemas en nuestro entorno de TI», afirmó la prestigiosa empresa italiana de autos deportivos, que tantos galardones ostenta en la Fórmula 1. Según informó Ferrari, mediante esta filtración, el ciber atacante tuvo acceso a información sensible y personal de sus clientes como nombres, direcciones, correos electrónicos y números de teléfono.

8- Durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, en el condado surcoreano de Pieonchang. un ciberataque a la infraestructura de IT, denominado Olympic Destroyer,  impidió que muchos espectadores pudieran imprimir su ticket de ingreso. Esta amenaza dejó inutilizados aquellos equipos con sistema operativo Windows, borraba la información que encontraba en el equipo y buscaba las ubicaciones de red para continuar con el borrado de información. Una vez infectado el equipo, el código mutaba con la finalidad de robar aquellas credenciales introducidas por el usuario. También era capaz de instalar softwares sofisticados para robar contraseñas. Los principales afectados fueron el sitio oficial de la competición, los servidores de red de las estaciones de esquí y la empresa proveedora de los servicios informáticos.

9- La Agencia Mundial Antidopaje, también conocida como AMA o WADA por su traducción al inglés, sufrió en 2016 una filtración que derivó en la exposición de datos médicos de estrellas deportivas de primer nivel (como las hermanas tenistas Venus y Serena Williams, y la gimnasta Simone Biles) y las autorizaciones de uso terapéutico (AUT). Puntualmente, las AUT permiten que un atleta pueda utilizar una sustancia o método prohibido, que haya sido prescripto para tratar una afección médica legítima.

AMA indicó que tras el ataque se encontraba el grupo ruso Fancy Bears y aseguró en su comunicado que «la actividad delictiva emprendida por este grupo de ciberespionaje, que pretende socavar el programa de AUT y el trabajo de la AMA y sus socios en la protección del deporte limpio, es un golpe bajo a los atletas inocentes cuyos datos personales han sido expuestos». Biles se expresó tras la filtración y reconoció haber tomado medicamentos para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad durante mucho tiempo, pero que siempre fue siguiendo las reglas.

“Como cada industria que mueve millones y es popular, la deportiva no queda exenta de los ataques cibercriminales. De hecho, los casos más destacados son solo algunos de los cientos que ocurren a diario. La seguridad y protección no debe ser un juego, ya que los cibercriminales no atacan por deporte, sino porque para ellos es un negocio grande y redituable”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido