Consejos de Goodyear para ahorrar combustible

 Consejos de Goodyear para ahorrar combustible

Cuando muchos se aprestan para salir de vacaciones y recorrer largas distancias en auto, Goodyear te entrega sencillos tips y cambios de hábitos que pueden ayudar a que tu vehículo rinda más.

Muchos se preparan para viajar este verano, a veces recorriendo largas distancias en carretera con el fin de disfrutar las vacaciones de verano. Por ello, los especialistas de Goodyear te entregan estos tips para que tu vehículo rinda al máximo y puedas gastar menos dinero al moverte.

Mantén tu vehículo a punto. La primera recomendación para ahorrar combustible es realizar las mantenciones básicas en tu auto para que rinda al cien por ciento. Filtros de aire o bencina con mucho uso y bujías tapadas, inyectores sucios o no realizar el cambio de aceite a tiempo pueden provocar un aumento en el gasto de bencina. Lleva tu auto a la red de servitecas® Goodyear donde los expertos te ayudarán a mantenerlo en las mejores condiciones.

Controla la presión de tus neumáticos. Revisa constantemente la presión. Si conduces con los neumáticos desinflados, aumentará la resistencia entre el auto y el pavimento, lo que provoca que el motor necesite más fuerza y, por lo tanto, más combustible para moverse. Lo recomendable es verificar la presión de aire de tus ruedas cada dos semanas o después de un viaje largo.

En Goodyear, los expertos recomiendan las líneas de neumáticos que usan la tecnología Fuel Max™, diseñada especialmente para generar una menor resistencia al rodamiento y lograr un máximo ahorro de combustible.

No dejes que el estanque baje más de la mitad. Los carburantes son sumamente volátiles. Cuando el estanque está lleno, hay menos espacio para que se acumule vapor de combustible, lo que ayuda a prevenir la evaporación innecesaria. Por ello, intenta cargar bencina antes de que baje de la mitad.

¿Estás detenido? apaga el motor. Si vas a estar detenido en el tráfico durante más de 60 segundos, apaga el auto. De lo contrario, seguirás gastando combustible inútilmente. ¿Esperas a alguien? Apaga el motor y lo enciendes cuando se suba. 

Conduce despacio y de forma constante. Evita partir súbitamente y acelerar de forma brusca. Estas dos acciones solamente queman con mayor rapidez el combustible. Además, lo ideal es que conduzcas de manera tranquila y constante, sabiendo jugar con las inercias del auto. Por ejemplo, no sigas pisando el acelerador hasta llegar al semáforo, y una vez allí frenes con brusquedad. Si sabes que vas a tener que detenerte, suelta el acelerador y deja que tu auto pierda velocidad por sí solo. De esta manera no gasta combustible y, cuando frenes, la presión de los frenos será menor.

Controla el uso del aire acondicionado. Según los expertos, el uso del aire acondicionado afecta directamente el consumo de combustible. Dentro de la ciudad y a velocidades bajas, puedes ir con las ventanas abiertas, y estacionarlo a la sombra. Pero si vas en carretera, es mejor lo contrario: subir las ventanas y encender el aire acondicionado para disminuir la fricción con el aire de fuera. Hazle mantenimiento frecuente, como limpiar los filtros, porque también puede incidir en el consumo.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido