Educación en salud sexual en escolares

 Educación en salud sexual en escolares

Dr. Sebastián Lavanderos Bunout

Profesor del curso Salud de la mujer

Facultad de medicina

Universidad Diego Portales

 

Ha causado gran atención en la prensa la realización de una charla de sexualidad a alumnos de quinto básico en un colegio de Arica, generando el disgusto de los padres al revisar una encuesta aplicada a los alumnos, realizada con un lenguaje explícito y probablemente diseñada para adultos.

En relación con el tema -y sin connotar la iniciativa de momento- vale la pena hacer notar algunos hechos:

La edad de inicio de actividad sexual ha disminuido. Mientras que en el periodo del 2008 al 2017, se situó en aproximadamente 17 años a nivel nacional, evidencia más reciente publicada por el CEMERA muestra que al 2018 esta edad se acercaría a los 15 años en promedio. De esta encuesta, rescato particularmente que un 10% de los niños iniciaron actividad sexual antes de los 14 años, y 26,7% (casi un tercio) antes de los 15 años.

Desde el punto de vista médico, sabemos que el inicio precoz de actividad sexual se relaciona a embarazo adolescente y además riesgo de infecciones de transmisión sexual (ITS), eventos que por separado pueden generar consecuencias permanentes y devastadoras.

En la encuesta nacional de sexualidad, resulta preocupante que sólo un 30,8% de los encuestados habló de cómo prevenir embarazo antes de su primera actividad sexual, y un 23,7% de ITS. Estos datos respaldan el déficit que tenemos a nivel nacional en el tema, que de alguna forma se debe abordar.

La siguiente pregunta, desde el punto de vista lógico, sería dónde deben recibir esta información los escolares. La realidad en este punto también es preocupante, porque aproximadamente un 70% de los adolescentes declara que no conversó estos temas en la familia. Sin embargo, a nivel de los colegios -donde podríamos al menos apuntar a una cobertura ‘casi’ universal- aproximadamente la mitad de los escolares califica como muy mala o mala la educación sexual recibida.

Sin duda la iniciativa del gobierno presentada el 2018 que propuso ampliar la educación sexual desde 5to. Básico es un avance. Debemos adelantarnos a los hechos, en consideración a la tendencia de que cada vez el inicio de la vida sexual será más precoz, y la prevención de un hecho permanente como un embarazo no deseado o el VIH/SIDA es fácilmente realizable con medios como el condón.

La educación en estos temas es fundamental, dado que no basta con ‘conocer’ los medios, sino que deben ser utilizados correctamente. En concreto, si el condón no se utiliza de forma correcta su efectividad para prevenir embarazo disminuye significativamente y en relación con infecciones es nula. Y también es un hecho que los adolescentes que no cuentan acceso a información confiable tienden a buscarla en fuentes poco confiables o incluso recurren a pornografía.

Por esto debemos avanzar con un proyecto de educación sexual integral en colaboración entre los agentes de educación y salud, para implementar una política pública efectiva en entregar esta información a nuestros niños, con pertinencia y ajustado a su nivel escolar. Lo ideal es partir en el preescolar, con actividades como identificar las partes del cuerpo donde mis amigos pueden tocar, las que me molesta y en las que está prohibido; en conjunto a un refuerzo durante los controles multidisciplinarios del niño sano en atención primaria. Además, derribar mitos en los adultos, ya que lamentablemente el nivel de conocimiento de nuestra población adulta sobre el tema -que no recibió estos conocimientos en su etapa escolar- también es baja, lo que genera resistencia.

Avanzar en esto también permitirá entregar herramientas para prevención de abuso sexual, otro tema de especial relevancia por las consecuencias que genera en sus víctimas, y que en la encuesta nacional de sexualidad se reportó en un 7% de los adolescentes hombres y en un 15,9% de las mujeres; con las mismas consecuencias que puede tener el inicio voluntario y precoz de la actividad sexual.

Al 2021, nacieron 161 hijos de madres menores de 14 años, y 7.017 de madres entre 15 a 19 años (datos del INE). Esto no puede seguir ocurriendo.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido