En el marco de la iniciativa “Influye por el agua”: En marcha proyecto para generar paisaje de retención de agua en el cerro Chena de San Bernardo

 En el marco de la iniciativa “Influye por el agua”: En marcha proyecto para generar paisaje de retención de agua en el cerro Chena de San Bernardo
  • Con la construcción de Obras de Conservación de Agua y Suelo (OCAS), tales como zanjas de infiltración, avanza el proyecto para transformar el sector de La Virgen del cerro Chena en un paisaje de retención de agua, aportando a la recarga del acuífero del Gran Santiago. La ejecución forma parte de la iniciativa para la seguridad hídrica “Influye por el agua”, liderada por el Gobierno de Santiago, con la asesoría experta de Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile.

De los 62 cerros islas existentes en la Región Metropolitana, 26 están inmersos en la trama urbana. Uno de ellos es el cerro Chena, en la comuna de San Bernardo, que aspira a convertirse en un pulmón verde de la zona sur, a pesar de haber sufrido las consecuencias de la sequía de más de una década. Entre los planes para rehabilitarlo se cuenta el proyecto que lleva a cabo la construcción de Obras de Conservación de Agua y Suelo (OCAS), impulsado por el Gobierno de Santiago, con la asesoría experta de Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile.

El propósito del proyecto es transformar el sector de La Virgen del cerro Chena en un “paisaje de retención de agua” (PRA), que logre capturar el agua de lluvia, permitiendo que se infiltre en el suelo en lugar de correr superficialmente, aportando a la recarga del acuífero del Gran Santiago.

Al respecto, el Gobernador de Santiago, Claudio Orrego, comentó: “La iniciativa del Gobierno de Santiago refleja una nueva mentalidad, donde la sostenibilidad no es solo una opción, sino una necesidad urgente. Al adoptar un enfoque integral, que considera tanto los impactos ambientales como sociales, estamos sentando las bases para un futuro más resiliente y próspero para todos”.

“Esta iniciativa no solo se trata de salvar el acuífero, que está bajando sus niveles por la escasez de agua, sino que permite disminuir la necesidad de riego del nuevo parque que se proyecta en el cerro. Esto permite crear un legado de cuidado y responsabilidad ambiental que perdurará mucho más allá de nuestras propias vidas. Es hora de actuar con visión de futuro”, agregó el Gobernador Orrego.

Según Ulrike Broschek, subgerente de Fundación Chile y directora de Escenarios Hídricos 2030, “identificamos a los cerros isla de la ciudad de Santiago como un lugar de alto potencial para recargar los acuíferos, solución que permitirá contribuir a cerrar la actual y futura brecha hídrica en la cuenca del Maipo. Estos espacios han sido fuertemente deforestados y se encuentran erosionados, y el cerro Chena no es la excepción. Debido a la pendiente del terreno y la erosión del suelo, se ha perdido la capacidad de retener e infiltrar agua, por lo que esperamos que la construcción de zanjas de infiltración y otras OCAS en sus laderas, va a contribuir en forma importante a la recuperación de las funciones hídricas y al mismo tiempo a regenerar el ecosistema que alberga”.

Broschek agrega que, “al ser un proyecto demostrativo, aspiramos a que sea replicado en otros cerros isla de la cuenca del Maipo, aportando al ciclo del agua en toda la Región Metropolitana, a la resiliencia del territorio y también a su revegetación sostenible”.

Restauración hídrica y memoria histórica

El proyecto contempla la intervención de 3 hectáreas del cerro, con obras ejecutadas en alianza con la empresa Symbiótica. especializada en soluciones basadas en la naturaleza y educación ambiental. Javiera Carreño, jefa de proyectos de Symbiótica, explica las actividades que están desarrollando en el cerro Chena, entre las que se cuentan zanjas de infiltración y otras obras de conservación del agua y el suelo: “El cerro Chena ha sido erosionado por muchos años. Eso implica que, cuando llueve, el agua fluye hacia abajo y no se infiltra en las laderas. Para evitar esa escorrentía, hacemos las Obras de Conservación de Agua y Suelo (OCAS), lo que nos va a permitir que el agua sea retenida por la tierra y se quede en el cerro”.

La profesional de Symbiótica sostiene que están trabajando en distintos tipos de obras, “tales como zanjas, limanes, bancales o fajinas, que van a permitir que se mantenga la humedad y que la misma vegetación vuelva al lugar y se establezca de mejor manera. Después de hacer estas OCAS, volveremos con bombas de semillas, de modo que -como ya les dimos todas las condiciones- esas semillas puedan brotar. Eso nos va a permitir que la vegetación vuelva a instaurarse y a revegetar todo el cerro”.

El proyecto considera la realización de dos talleres dirigidos a la comunidad, donde se enseñará a fabricar bombas de semillas, que posteriormente serán plantadas en el cerro, aprovechando las mejores condiciones para su crecimiento generadas por las OCAS.

Además de ser un área verde fundamental para la comuna de San Bernardo, el cerro Chena es un sitio patrimonial que alberga restos de una fortaleza incaica (Pucará del Chena), que habría sido el santuario inca más austral del imperio prehispánico. Por ello y por sucesos de la historia reciente, vinculados al periodo de dictadura militar, durante la ejecución de las obras se cuenta con la presencia de la antropóloga María Gracia Salamanca, quien destaca los impactos positivos del proyecto para la comunidad: “Es muy relevante la reapropiación de este espacio para una comuna y una zona Santiago Sur que tiene pocas áreas verdes, y que además vincula a sus habitantes con el patrimonio histórico, tanto de la memoria reciente de nuestro país, como de la memoria antigua y ancestral”.

Actualmente, y después de haber ganado un concurso de “Cerros Isla” de la Región Metropolitana, en el lugar se desarrolla además el proyecto “Mejoramiento y Ampliación del Parque Metropolitano Sur Cerro Chena”, también conocido como Parque Cerro Chena.

“A medida que avanzamos hacia adelante, es fundamental que otros actores se unan a esta causa. Solo mediante la colaboración y el compromiso compartido podremos tener éxito en los desafíos ambientales que enfrentamos y construir un futuro más sostenible para las generaciones venideras”, dijo el Gobernador Orrego.

El proyecto para rehidratar un sector del cerro Chena es parte de la iniciativa “Influye por el agua”, cuyo objetivo es sensibilizar a la ciudadanía, a las empresas y tomadores de decisiones sobre la importancia de la gestión hídrica y el uso sustentable del agua en la cuenca del río Maipo. Asimismo, “Influye por el agua” contiene un espectro amplio de soluciones para asegurar el abastecimiento de agua en la Región Metropolitana y la cuenca del río Maipo.

Más información en: https://influye.escenarioshidricos.cl/

Andrea Cecilia Riquelme Pérez

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido