Expedición científica explora la contaminación por microplásticos en las costas de Chile

 Expedición científica explora la contaminación por  microplásticos en las costas de Chile

En una iniciativa pionera, la Universidad San Sebastián lleva a cabo una travesía científica a bordo de la embarcación “Centinela I” para medir y analizar la presencia y el impacto de los microplásticos en los ecosistemas marinos y fluviales del centro-sur de Chile. Esta expedición busca proporcionar datos para combatir una de las amenazas ambientales más graves de nuestra era. 

Enfrentar la contaminación por plástico, una de las mayores amenazas ambientales de nuestro tiempo, requiere un enfoque fundamentado en ciencia y evidencia para una comprensión profunda de sus verdaderas dimensiones e impacto alrededor del planeta. Con ese objetivo, la Universidad San Sebastián organizó en enero de 2024 una expedición científica precursora en el país a bordo de su embarcación-escuela “Centinela I”, que medió la presencia de microplásticos en los ecosistemas marinos y fluviales de la zona centro-sur de Chile.

La travesía científica liderada por la Dra. Karla Pozo, académica de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño (FIAD), se enfocó en el tránsito de microplásticos desde los ríos hacia el océano: un estudio crucial para entender cómo los ríos actúan como canales de transporte de estos contaminantes hacia los ecosistemas marinos. “Ésta es la primera expedición de este tipo que se realiza”, comenta la Dra. Pozo. “Nunca se ha investigado o verificado in situ el ingreso de microplástico desde los ríos hacia la zona costera, al menos en el océano Pacífico sur oriental, ni tampoco sus efectos en la cadena trófica”, complementa.

Debido a su flotabilidad y lenta degradación, los plásticos en el medio ambiente pueden viajar a grandes distancias, siendo considerado un contaminante omnipresente. Como indica la investigadora, a pesar de su alta presencia en los ecosistemas marinos y de las consecuencias negativas para la fauna que los habita, “los estudios al respecto a lo largo de la costa chilena son sumamente escasos”, agrega.

Así, ante esta necesidad urgente de investigación, la expedición facilitada por el “Centinela I” contribuye con información nueva y única. Datos fundamentales no sólo desde el punto de vista científico, sino que también serán de utilidad para crear estrategias de mitigación y políticas que permitan reducir estos contaminantes y sus impactos en la salud humana, animal y ambiental, así como el impacto económico relacionado a la actividad pesquera del país, en especial la pesca artesanal. “Los resultados nos ayudarán a comprender mejor la magnitud del problema y a diseñar medidas efectivas para proteger nuestros ecosistemas marinos y la biodiversidad que sostienen”, enfatiza la Dra. Pozo.

“La expedición que lidera la Dra. Karla Pozo junto con investigadores y estudiantes de pre y postgrado ha sido rigurosamente preparada y planificada de acuerdo con las normas de la investigación científica, y constituye un hito en la investigación ambiental en Chile. No sólo nos permite liderar en el estudio de los microplásticos y otros contaminantes, sino que también fortalece nuestra capacidad de contribuir con soluciones basadas en ciencia para los desafíos ambientales actuales”, dice el Dr. Carlos Vio, vicerrector de Investigación y Doctorados de la Universidad San Sebastián.

“Embarcados en el yate-escuela ‘Centinela I’, estamos en una posición única para explorar y profundizar nuestra comprensión de estos importantes temas relacionados al resguardo de los ecosistemas marinos. En otros tiempos estas expediciones se habrían hecho con naves motorizadas con petróleo como combustible; que se pueda hacer navegando a vela resulta visionario”, comenta.

 

Transecto oceanográfico

La expedición contempla realizar un transecto oceanográfico, distintos muestreos en puntos estratégicos desde Puerto Montt hasta Concepción, en las desembocaduras de los ríos y en mar abierto. El primer punto de muestreo abarca la zona de Río Puelo, el Estero de Reloncaví y Puerto Montt, para luego avanzar un poco más al norte hasta Río Llico, entre Puerto Montt y Osorno. El tercer punto de muestreo fue en el río Valdivia en la Región de Los Ríos, posteriormente el río Imperial en la Araucanía, hasta llegar finalmente al Biobío.

 

La Región del Biobío es de especial interés para la Dra. Pozo y su equipo, que ya han caracterizado la presencia, distribución y tipo de residuos plásticos en el río Biobío y la zona costera, restando estudiar la zona de mar abierto frente a las desembocaduras. “Los ríos aportan una enorme cantidad de nutrientes hacia los sistemas costeros; sin embargo, el impacto de estos nuevos contaminantes sintéticos (microplásticos) no ha sido cuantificado”, dice la Dra. Karla Pozo.

 

“Si encontramos microplásticos, éstos probablemente están llegando al zooplancton y podrían afectar su composición y abundancia, impactando luego a los niveles más altos de la cadena trófica -los peces, que a su vez son de consumo humano- y a las pesquerías”.

 

La expedición a bordo del “Centinela” se extenderá del 4 al 8 de enero y contará con una tripulación de seis científicos y científicas, dos estudiantes de la Universidad, junto con la capitana de la embarcación, Millaray Briceño, egresada de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo USS, cuya experiencia y habilidad son fundamentales para el éxito de la expedición. Para realizar los sondeos, el equipo utilizará una combinación de técnicas avanzadas de muestreo y análisis, incluyendo el uso de una red epineustónica para recolectar muestras de microplásticos en agua superficial, y técnicas de microscopía y espectroscopía de infrarrojo para un análisis detallado.

 

Estas metodologías permiten al equipo analizar la distribución, abundancia y tipo de microplásticos presentes en las aguas. «Mirando hacia el futuro, esta expedición no solo ampliará nuestra comprensión científica, sino que también establecerá las bases para futuras investigaciones y políticas de conservación y gestión ambiental. «Estamos cerca de descubrimientos que podrían cambiar nuestra forma de abordar la contaminación por plásticos en nuestros valiosos y vastos ecosistemas marinos«, concluye la Dra. Karla Pozo.

 

Financiamiento: Las investigaciones de la Dra. Karla Pozo han sido financiadas parcialmente por proyectos Fondecyt 1211931, USS-FIN-23-CNGI-12, USS-FIN-23-FAIN-13.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido