Firma de acuerdo histórico beneficia a Asociación de Agricultores de Calama

 Firma de acuerdo histórico beneficia a Asociación de Agricultores de Calama
  • Este hito ratifica el compromiso de la Compañía Minera Lomas Bayas y Glencore de trabajar por una minería verde que aporte a la transformación global de los sistemas de energía, industria y la conservación del patrimonio ecosistémico.

Como parte de su Modelo de Sostenibilidad y visión de desarrollo a largo plazo, Minera Lomas Bayas firmó un acuerdo histórico con la Asociación de Agricultores de Calama (ASAC) que incluye la transferencia de los derechos de aprovechamiento de agua sobre el Río Loa y también de los terrenos correspondientes a la Parcela 12, ubicada en el sector Progreso Campesino.

 

Este acuerdo se gestó a través de un proceso de diálogo metodológico iniciado en agosto de 2022, en el marco de la Mesa de Trabajo Comunitario de la compañía, donde los socios y socias de las ASAC trabajaron en iniciativas orientadas a la preservación del Oasis de Calama y sus tradiciones ancestrales.

 

El Gerente General de Minera Lomas Bayas, Pablo Carvallo, enfatizó que «hemos tomado la decisión voluntaria de renunciar a partir del 1 de enero de 2024 a nuestros derechos de uso de aguas continentales, optando por alternativas acordes con lo que requiere el planeta. Buscamos activamente promover el desarrollo sostenible de quienes formamos parte del territorio que compartimos, entendiendo que la colaboración es fundamental, tanto en lo cotidiano como apoyando proyectos en sectores clave como agricultura, ganadería, turismo y fortalecimiento de capacidades de organizaciones sociales».

 

El ejecutivo agregó que «este es el inicio de una transición responsable al uso de recursos hídricos no continentales. Durante un periodo proyectado de tres años, nos prepararemos para utilizar aguas residuales tratadas, una solución innovadora en la industria minera que reúne conceptos de circularidad hídrica y que da respuesta a la creciente demanda de esta materia prima fundamental para el desarrollo humano. Esta medida demuestra nuestro enfoque proactivo para abordar los desafíos hídricos de manera eficaz, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre cambio climático».

 

En tanto, Rubén Bustamante, Presidente de la Asociación de Agricultores de Calama, señaló que​ «llevamos más de 15 años trabajando en conjunto con Lomas Bayas, construyendo confianzas y sacando adelante proyectos concretos que nos han permitido mantener con vida el oasis de Calama. Valoramos que esta minera, que está a más de 200 kilómetros de Calama, asuma un desafío tan importante como operar con aguas tratadas y devuelva las aguas del río Loa y terrenos cultivables a los agricultores. Como Asociación tenemos que ordenar nuestro plan de trabajo y cumplir nuestros compromisos.​»

 

Como una empresa referente en minería de baja ley, Lomas Bayas tiene el constante desafío de aumentar la eficiencia e innovación en sus procesos productivos, en armonía con las comunidades vecinas y el medio ambiente, cumpliendo los compromisos establecidos en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) vigente.

 

En esta línea, Carlos Prat, Gerente de Asuntos Corporativos y Legal de Glencore Chile indicó​: “Para nuestro grupo es un orgullo respaldar esta iniciativa, que va en directo beneficio de las comunidades que son parte de nuestra gestión. Muchas veces me toca revisar estos proyectos en papel, tras un escritorio; pero venir aquí y verlos dando frutos es extremadamente satisfactorio. La transición responsable hacia el uso de agua no continental en Lomas Bayas, y la cesión de estos derechos de agua y comodato de terreno ―que permitirá a los agricultores continuar desplegando sus proyectos― se alinea con nuestros objetivos de desarrollo sostenible y nuestro propósito, que es proveer de manera responsable los productos que hacen posible la vida cotidiana”.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido