Incendios forestales en Chile: las peligrosas aristas de un círculo vicioso y sus consecuencias ecológicas

 Incendios forestales en Chile: las peligrosas aristas de un círculo vicioso y sus consecuencias ecológicas

Expertos alertan sobre las consecuencias ecológicas a largo plazo, incluyendo la conexión entre los desastres naturales y el preocupante deshielo de los glaciares.

 

Uno de los grandes problemas que enfrenta nuestro país son los incendios forestales, un “desastre natural” que, según consigna la Corporación Nacional Forestal, Conaf, en el 99,7% de los casos se inician por negligencias en la manipulación de fuentes de calor, prácticas agrícolas o, incluso, por intencionalidad. Y, por supuesto, uno de los factores que alimenta las posibilidades de que estos aparezcan es el calor y la sequía. Escenario complejo en un país como Chile, que se enfrenta desde hace varios años a una crisis hídrica.

 

El investigador de la USM en el Energy Conversion and Combustion Group (EC2G), Gonzalo Severino, asegura que “la temperatura es un factor importante porque eso genera mayor o menor sequedad en la vegetación como combustible. Y es que precisamente el último boletín de la DMC apunta a que las temperaturas en los próximos meses podrían alcanzar los 43°C en la zona centro-sur del país, un verdadero récord para la histórica climática del país.

No obstante, el doctor Severino, señala que en el plano de los incendios forestales se deben considerar además variables como la humedad y, por sobre todo, enfatiza el académico, “el viento, un elemento aleatorio y difícil de predecir”.

“En los dos grandes eventos del año pasado, Viña del Mar y Biobío, lo que los caracterizó fue precisamente un viento de gran intensidad. Es una variable relevante a considerar cuando se elaboran pronósticos. Los incendios forestales tienen un componente impredecible, y el hecho de haber olas de calor no necesariamente implica que hay un 100% de probabilidad de que se repitan incendios de gran magnitud como los de años recientes”.

Contaminantes a nivel planetario

Es sabido que, como cualquier desastre, los daños que generan los incendios forestales pueden llegar a ser demoledores, tanto en costos materiales, monetarios o, en el peor de los casos, vidas humanas. Pero también existe el daño ecológico “Los incendios forestales hoy en día están considerados como megafuentes de contaminantes atmosféricos a nivel planetario debido a su mayor recurrencia, extensión y duración”, asegura el director del Centro de Tecnologías Ambientales (CETAM) de la Universidad Técnica Federico Santa María, Francisco Cereceda.

En ese sentido, el doctor en Ciencias Químicas y profesor del Departamento de Química de la USM explica que los efectos de los incendios forestales son muy variados. Además de los ya señalados, está la liberación de un sinnúmero de gases y contaminantes químicos que “juegan un rol fundamental como agentes de cambio climático”.

Otro de los posibles efectos contaminantes de estos desastres naturales es el constatado en un artículo de la Corporación Turca de Radio y Televisión en el que el doctor Murat Türkeş, miembro de la Junta Directiva del Centro de Aplicación e Investigación sobre Cambio Climático y Políticas de la Universidad Boğaziçi en İstanbul señala que existe una correlación entre el deshielo de los glaciares y los incendios forestales. Mientras los incendios forestales contribuyen al derretimiento de los glaciares, la desaparición de estos hace aumentar las temperaturas en la Tierra que, a la larga, aumenta la probabilidad de más incendios forestales. Un círculo vicioso que parece acelerarse en la medida que los efectos del cambio climático se hacen más notorios.

“La desaparición de los glaciares, tiene consecuencias muy negativas sobre todo el ciclo hidrológico y sus servicios ecosistémicos, partiendo por su rol como regulador del clima”, apunta el doctor Cereceda, explicando que esto se debe a un cambio en el albedo producto del hollín liberado durante los incendios, el cual se deposita sobre la nieve y el hielo, obstruyendo la capacidad de los glaciares de reflejar los rayos solares. “Los glaciares actúan como un refrigerador, sin ellos claramente tendremos un planeta aún más caliente”, añade el científico.

Efectos de la minería

Por su parte, el doctor Severino también recalca la importancia de reconocer que existen otros factores que a la larga incidirían en el aceleramiento de este proceso de deshielo y que no deben ser descuidados entre las medidas que buscan prevenir el daño ambiental, como “la contaminación proveniente de las ciudades, o las labores mineras”.

La preocupación de los expertos es latente. Para el Dr. Cereceda las implicancias ecológicas del deshielo de los glaciares es solo “la punta del iceberg”, pues estos son responsables tanto de la cantidad y calidad del agua producida en el planeta y “pueden llegar a proporcionar más del 50% del agua disponible en las cuencas de montaña, como las de cordillera de los Andes, específicamente durante el verano, que es cuando más se necesita”, precisa el académico.

“Es muy evidente que en el futuro estos incendios serán cada vez más frecuentes, extensos en superficie y de mayor duración. Las acciones que se pueden hacer para minimizar estos impactos y romper el ‘círculo vicioso’ está como siempre en nuestras manos”, reflexiona finalmente el investigador.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido