Investigación determinó el impacto de la luz artificial de noche en choritos y sus efectos

El trabajo se desarrolló en el marco del Magíster en Ecología Marina de la UCSC y además consideró los efectos sobre el ciclo de actividad diario y el proceso de formación de bisos, en respuesta a la presencia de señales de depredadores.

“Impactos de la luz artificial de noche sobre el mitílido Mytilus chilensis: efectos sobre el ciclo de actividad y la formación de bisos de fijación, en respuesta a la señal del depredador Meyenaster gelatinosus”, es el nombre de la investigación de Javier Vera- Duarte, con la que concluyó sus estudios de Magíster en Ecología Marina de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC). El director de tesis fue el Dr. Iván Hinojosa y el codirector el Dr. Ricardo Otaíza.

El objetivo de la tesis fue evaluar los potenciales impactos negativos generados por la luz artificial de noche sobre el ciclo de actividad diario y procesos de formación de bisos del mitílido Mytilus chilensis, popularmente conocido como chorito. “Los bisos son estructuras que pueden elaborar los choritos y que utilizan para mantenerse adheridos al sustrato y es de relevancia para ellos, ya que les permite sobrevivir. Sin los bisos, no podrían estar arraigados y podrían desprenderse”, complementó.

El estudio también consideró la interacción con los depredadores, que en este caso se enfocó en la interacción de los choritos con la estrella de mar, Meyenaster gelatinosus. Se evaluó también la contaminación de luz artificial de noche en un escenario de interacción ecológica entre ambas especies.

La etapa metodológica del trabajo de investigación consideró un acuerdo entre distintos investigadores que estudian el efecto de la luz artificial de noche en otras especies, los cuales se encontraban en distintas regiones alrededor del mundo. Luego de ponerse de acuerdo, los experimentos se realizaron en condiciones de laboratorio principalmente con acuarios, los que en este caso se implementaron en la Estación de Biología Marina Abate Juan Ignacio Molina, ubicada en Lenga.

Respecto a los resultados, se evidenció un efecto de la luz artificial de noche sobre todo cuando existe una señal del depredador, en este caso los choritos se encuentran más activos, cuando según los resultados deberían presentar menor actividad en la noche. “Además, la luz artificial de noche evidenció que estos organismos elaboran menos bisos. Esto es relevante ecológicamente porque la disminución de la producción de bisos podría condicionar la supervivencia y también la estructura del arrecife que forman los choritos. Los choritos viven agrupados, entonces gracias a estos bisos mantienen una estructura que es estable del tiempo”, comentó destacando que con un número menor de bisos producidos se genera una estructura más inestable y eso condicionaría la productividad de la comunidades y el funcionamiento de los ecosistemas.

Respecto a la importancia de la investigación, enfatizó en la relevancia ecológica que tiene la especie. “Su presencia aporta a una mayor productividad para los ecosistemas marinos costeros y una estabilidad en el tiempo con respecto al bienestar de los ecosistemas. La especie es un componente clave y si la condicionas en el aspecto de la supervivencia, podría afectar a otras especies y esto desencadenaría en un efecto aún mayor”, explicó, destacando en que afectaría la actividad de alimentación o reproducción tanto del chorito como de los organismos asociados a él.

Javier Vera-Duarte destacó que su paso por el Magíster en Ecología Marina implicó un desafío desde el punto de vista de fundamentos de metodología. Además, realizó una pasantía en Alemania como parte del proyecto GAME, específicamente en el Instituto Geomar, donde pudo conocer la realidad de otros estudiantes y discutir ideas para definir los experimentos que se replicarían en distintos lugares del mundo.

“Luego, existió una segunda etapa de pasantía en el extranjero, donde con otros estudiantes analizamos los resultados de los experimentos, en este aspecto nos dimos cuenta de que el efecto de la luz artificial de noche produce un impacto negativo sobre la producción de bisos también a nivel global”, finalizó.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido