Niños con labio fisurado de la Fundación Gantz volaron por primera vez y disfrutaron una mañana inolvidable en el Aeródromo de Vitacura

 Niños con labio fisurado de la Fundación Gantz volaron por primera vez y disfrutaron una mañana inolvidable en el Aeródromo de Vitacura

Un grupo de 20 niños y sus familias llegaron esta mañana hasta el Aeródromo Municipal de Vitacura, para disfrutar de un inolvidable primer vuelo en avión, como parte del Programa Cóndores del Manquehue, que desarrolla el Club de Planeadores junto con la Municipalidad de Vitacura.

La iniciativa cumplió cinco años, y gracias a ella, unos mil menores y adolescentes de más de 25 instituciones han podido experimentar esta aventura de sobrevolar el sector nororiente de Santiago.

En esta ocasión, se trató de niños con labio fisurado de la Fundación Gantz, quienes se trasladaron hasta el mencionado aeródromo en un bus aportado por la Municipalidad de Vitacura, quienes fueron recibidos por el administrador del recinto, Arturo Diez y los pilotos a cargo de las aeronaves, entre ellas, que fueron los encargados de cumplir este sueño de mirar la ciudad desde el aire.

Los familiares y tutores que acompañaron a estos pequeños también pudieron disfrutar de la experiencia y compartir con sus hijos un momento único, que quedó plasmado en un agradecimiento de cada uno de ellos por esta oportunidad, donde niños del coro de la fundación interpretaron una canción para los pilotos que participaron de la actividad.

Arturo Diez, administrador del aeródromo, destacó la consolidación de este programa de vinculación con la comunidad y afirmó que “esto es lo que nos motiva a continuar desarrollando esta actividad junto a la Municipalidad de Vitacura, porque sabemos el impacto positivo que deja en los niños una experiencia de este tipo, donde nosotros mezclamos nuestra pasión por volar con sentido y aportar al mismo tiempo al país”.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido