“No cabe ninguna duda de que se trata de un crimen político, que probablemente se realizó por encargo”

 “No cabe ninguna duda de que se trata de un crimen político, que probablemente se realizó por encargo”

Senadora Carmen Gloria Aravena, Foto Archivo

En todo caso, la legisladora republicana por La Araucanía reconoce que “es muy difícil que se pruebe la injerencia del gobierno venezolano, dado que las dictaduras normalmente no reconocen este tipo de actos”.

Sobre el silencio del Presidente Boric frente a este crimen, lamenta que “todavía no haya dado sus condolencias a la familia, siendo tan grave e inusual que ocurra un episodio de este tipo en democracia”.

Ayer se conocieron nuevos antecedentes en la investigación por el secuestro con homicidio de Ronaldo Ojeda Moreno (32), exmilitar disidente del régimen de Nicolás Maduro, quien fuera secuestrado la madrugada del 21 de febrero, desde su departamento en la comuna de Independencia.

Al respecto, la senadora Carmen Gloria Aravena considera que están todos los elementos para calificar lo ocurrido como un delito político. “Más allá de quienes hayan sido los autores de este homicidio, no cabe ninguna duda de que se trata de un crimen político, que probablemente se realizó por encargo, siendo Ojeda una persona que fue un activo disidente del régimen de Maduro y que estaba ad portas de publicar un libro que denunciaba las torturas a las que fue sometido en el país caribeño”, señala.

De todos modos, advierte que “es muy difícil que se pruebe la injerencia del gobierno venezolano, dado que las dictaduras normalmente no reconocen este tipo de actos”.

Sobre el silencio del mandatario ante este homicidio, la legisladora cuestiona que “el Presidente Gabriel Boric no haya dado todavía sus condolencias a la familia, siendo tan grave e inusual que ocurra un episodio de este tipo en democracia. En mi opinión, el peor error del exmilitar Ojeda fue haber pedido a Chile como país de refugio. A la vista de los hechos, ni el Gobierno lo ha lamentado ni tampoco el Estado le dio la seguridad y la tranquilidad que necesitaba para poder reemprender su vida”.

En ese sentido, agrega que “teniendo Ojeda la condición de refugiado político, es muy delicada la imagen país que hoy estamos mostrando, no solamente por la tranquilidad y transparencia que la ciudadanía espera, sino también por lo que implica esta  situación para los refugiados que hoy residen en Chile y por lo que estamos proyectando en el exterior, dado que las señales de quien dirige el Gobierno no han sido muy claras”.

Equipo De Prensa ElDiarioSantiago

http://eldiariosantiago.cl

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido