Proceso de participación ciudadana permite diseño para el mejoramiento integral del casco histórico de Olmué

 Proceso de participación ciudadana permite diseño para el mejoramiento integral del casco histórico de Olmué

En un esfuerzo coordinado entre la Ilustre Municipalidad de Olmué, la consultora Rosé Social Lab, el Gobierno Regional de Valparaíso y ARQIAR, se llevó a cabo el diseño para la regeneración urbana de un sector vital para el turismo en la comuna de Olmué.

 

Olmué se caracteriza por ser uno de los puntos altos a nivel turístico en la región de Valparaíso, siendo conocida como comuna a nivel nacional por su famoso festival, además de su tradición campesina, las fiestas costumbristas y el folklore.

Con el fin de fomentar el turismo y el valor histórico del centro de la ciudad, surge la necesidad de rediseñar la urbanización en el Eje Prat, la Plaza Manuel Montt y el Parque Teniente Merino. Estos tres espacios públicos corresponden al eje cívico de Olmué, es el centro de servicios y comercio, simbolizando una ruta de bienvenida a la comuna.

Para suplir esta necesidad de una manera integradora y colaborativa, Rosé Social Lab propuso un importante trabajo de participación ciudadana, el cual tuvo una duración de ocho meses. Este proceso consideró un diagnóstico, anteproyecto y diseño definitivo. Para esto, la consultora realizó seis talleres de participación, tanto abiertos a la comunidad como también con grupos específicos. Además, llevaron a cabo reuniones con autoridades locales, dos marchas exploratorias de seguridad nocturna (MES), jornadas de observación con la metodología Gehl y la aplicación de una encuesta en línea, contemplando una participación total de más de 400 personas residentes en Olmué.

Todos los datos obtenidos a través de estos diversos métodos contribuyeron a la confección de la regeneración urbana del casco histórico de la comuna, en un trabajo colectivo en conjunto a la Municipalidad de Olmué, la firma de arquitectura ARQIAR y el Gobierno Regional de Valparaíso. “Las instancias de participación ciudadana permitieron a vecinos y vecinas dar cuenta de sus principales intereses en torno al patrimonio material e inmaterial de la comuna, plasmando en un diseño de arquitectura todo lo que la comunidad considera propio y necesario para sentirse en un espacio de bienestar”, indicó Nicolás Méndez, director de Rosé Social Lab.

El nuevo diseño de los recintos tiene un enfoque centrado en las personas, resguardando los diversos usos existentes en esta pieza urbana, considerando a los residentes, peatones, locatarios, proveedores, funcionarios/as de los servicios de salud y turistas. Además, se hizo énfasis en incluir a personas con todo tipo de movilidad y desplazamiento, enfocando también el diseño en las infancias, los cuidados y las personas con discapacidad. “Me gusta mucho que hayamos podido participar como vecinos en este hermoso cambio que se dará en nuestra plaza y nuestro parque”, expresó Mónica Leiva, presidenta de la JJVV Por Fin Las Rosas de Olmué.

Para la consultora Rosé Social Lab, la voz de la comunidad es fundamental a la hora de crear espacios públicos que generen encuentros sociales, actividad económica y turismo. Su enfoque en la participación ciudadana se refleja en proyectos de gran relevancia a lo largo del país, siendo el diseño del casco histórico de Olmué una de las iniciativas más transformadoras en la que han tenido la oportunidad de trabajar. Actualmente, el proyecto se encuentra en proceso de aprobación de su etapa de ingeniería, quedando a la espera de la definición de fondos para el inicio de obras -a cargo del municipio y el Gobierno Regional- y la posterior inauguración de los espacios públicos.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido