WWF hace un llamado a los países para mantenerse firmes frente a las tácticas que están estancando las conversaciones sobre un tratado global de contaminación por plástico

 WWF hace un llamado a los países para mantenerse firmes frente a las tácticas que están estancando las conversaciones sobre un tratado global de contaminación por plástico

La tercera ronda de conversaciones de la ONU sobre el tratado global de contaminación por plástico culminó sin un plan sobre cómo hacer que avancen las negociaciones, a pesar de que la mayoría de los países apoyan un tratado sólido basado en regulaciones globales.

El estancamiento fue causado por una semana llena de tácticas para retrasar el proceso por parte de un puñado de países con poca ambición que pedían un acuerdo voluntario laxo.

A pesar de una abrumadora mayoría de países dispuestos a avanzar con un tratado sólido y ambicioso, los países con profundos intereses petroquímicos retrasaron el progreso durante toda la semana. Además, bloquearon la decisión final sobre cómo avanzar en el trabajo previo a la cuarta ronda de conversaciones de la ONU sobre un tratado global de contaminación por plástico. Debido a esto, no tomará lugar un trabajo formal antes de la próxima ronda de negociaciones, lo que retrasará las discusiones sobre medidas críticas que pueden poner fin a la crisis de contaminación por plástico.

Cada día, más de 30 mil toneladas métricas de plástico se filtran a nuestros océanos. Ante la oposición constante de una pequeña minoría de estados productores de petróleo, WWF insta a los países con grandes ambiciones a ser valientes y estar dispuestos a seguir adelante con el desarrollo de un tratado eficaz, a pesar de esta oposición. Con un plazo de apenas 5 meses antes de la próxima ronda de negociaciones en Ottawa, Canadá, los países progresistas deben aprovechar este tiempo sabiamente y mantenerse centrados en desarrollar un conjunto de normas jurídicamente vinculantes, que además la mayoría de los gobiernos y muchas empresas líderes ya han solicitado.

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente encargó a los negociadores desarrollar un tratado que ponga fin a la contaminación por plástico. Cada minuto que demoramos, sigue creciendo el legado tóxico que estamos dejando a las futuras generaciones. No será fácil, pero sabemos lo que tenemos que hacer. Los países deben avanzar rápidamente para especificar y acordar las regulaciones necesarias para resolver esta crisis de contaminación por plástico”, dijo Eirik Lindebjerg, líder global de Política de Plásticos para WWF Internacional.

A pesar de la obstrucción de un pequeño número de países, una mayoría significativa de ellos apoya seguir adelante con un tratado integral y sólido. Más de 100 países apoyan las prohibiciones y eliminaciones a nivel global de los plásticos más dañinos e innecesarios, y 140 países quieren establecer regulaciones globales vinculantes en lugar de un tratado basado únicamente en acciones voluntarias – el resultado por el que algunos países están presionando.

En esta ronda de conversaciones, los negociadores trabajaron por primera vez en un borrador de texto para el tratado, y muchos presentaron opciones constructivas para fortalecer las regulaciones globales propuestas a lo largo de todo el «ciclo de vida» del plástico: desde la extracción de petróleo y gas hasta la fabricación de este material, pasando por un diseño para su reutilización, reparación y eliminación segura.

Sin un plan formal de trabajo para los próximos meses, WWF está pidiendo a los países que avancen en la recopilación y el intercambio de información por su cuenta para garantizar que el proceso no se estanque en los cinco meses que se vienen.

Durante la semana, los negociadores, especialmente aquellos de regiones de un nivel de ingresos bajos y medios, incluidas África, América Latina y las Islas del Pacífico, mostraron un fuerte liderazgo al proponer reglas para abordar la contaminación por plástico. Estas regiones se mantuvieron firmes en la necesidad de regular la producción y el diseño que están descontrolados a nivel de los materiales y productos hechos de plástico que actualmente desbordan sus capacidades de gestión. WWF publicó recientemente un informe advirtiendo que el costo real del plástico para el ambiente, la salud y las economías puede ser hasta 10 veces mayor para los países de bajos ingresos, a pesar de que consumen casi tres veces menos plástico per cápita que aquellos de ingresos altos.

Las propuestas de medidas nacionales voluntarias y un enfoque exclusivo en la gestión de residuos solo seguirán aumentando la carga para los países que hoy son los más afectados por la crisis de contaminación por plástico. Un tratado global con regulaciones vinculantes para la eliminación y circulación segura de los plásticos, junto con un sólido apoyo financiero, es nuestra mejor esperanza para lograr la igualdad de condiciones que se necesita desesperadamente si queremos abordar los desafíos que sienten las personas y el ambiente en el Sur Global”, dijo Alice Ruhweza, directora senior de Políticas e Involucramiento para WWF Internacional.

Cuando solo quedan dos sesiones de negociaciones para acordar un tratado global sobre contaminación por plástico, antes de que termine el 2024, WWF pide a los países que aprovechen al máximo el tiempo previo a las conversaciones de Ottawa para movilizar el apoyo político y preparar la base técnica necesaria para hacer de la reunión un punto de inflexión en las negociaciones. Las conversaciones en Nairobi han puesto sobre la mesa propuestas concretas y han identificado áreas de desacuerdo. En Ottawa, los países deben iniciar negociaciones reales y unirse en torno a disposiciones con apoyo mayoritario.

“Confiamos en que se logre imponer el sentido común, que nos dice que la crisis de la contaminación por plástico ya es insostenible para los ecosistemas y el futuro de la vida humana, y que la forma más efectiva de abordarla es con un tratado sólido, con regulaciones globales vinculantes y que reflejen la ambición mostrada por diversos países, entre ellos Chile”, comentó Mariann Breu, coordinadora senior de Huella Ecológica y Mercados de WWF Chile.

Al cierre de la tercera sesión de negociación el embajador Luis Vayas Valdivieso de Ecuador asumió la presidencia del Comité intergubernamental de negociación, Tarsicio Granizo, Director de WWF-Ecuador mencionó “Felicitamos al embajador Vayas por esta designación que reitera el compromiso de América Latina y el Caribe para desarrollar un instrumento ambicioso que detenga la contaminación por plásticos. Ecuador tiene una oportunidad histórica para liderar un acuerdo que defina las acciones globales necesarias y efectivas para transitar hacia una economía circular y no tóxica de los plásticos”.

Por su parte Maria Alejandra González, Coordinadora regional política de plásticos de Latinoamérica y el Caribe puntualizó, “los países de América Latina y el Caribe han liderado y participado activamente en las negociaciones. La mayoría de los estados han dado su apoyo a la definición de medidas globales, comunes y vinculantes para detener la contaminación por plásticos y proteger al medio ambiente y la naturaleza de sus impactos negativos. Por otro lado, los Países de América Latina y el Caribe, hicieron un llamado contundente durante el INC 3 para garantizar un proceso inclusivo y una transición justa para grupos y comunidades vulnerables, en especial para los Pueblos Indígenas, comunidades locales, y los recicladores y recicladoras de base, como actores fundamentales del proceso de negociación y del futuro tratado”.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido